• Advertisement

mozambique

mozambique

Notapor cesar g g » Dic 29th, 15, 19:52

Son las siete de la mañana y ya estamos en la cola para pasar la frontera, somos los séptimos y falta una hora para abrirse. No puedo dejar de pensar que problemas pueden surgir cuando trate de pasar mi coche a Mozambique, la experiencia de Durban está presente.
La salida de Sudáfrica sin problema.
En Mozambique, entras en otro mundo, la zona de la frontera es muy distinta a lo que a pocos metros ves en Sudáfrica, una caseta a la izquierda de aduanas y otra la de extranjería a la derecha enfrente tres casetas de tres compañías de seguros todo de tablones de madera y nada de asfalto o cemento solo tierra y baches.
Lo primero el control de extranjería nada que reseñar excepto que la policía era una borde. Luego hice el seguro para Mozambique pues el que tengo no vale para este país.
Un policía se acerca para preguntarnos por qué entramos por esa frontera y que adonde nos dirigimos, nos aconseja volver a cruzar la frontera y coger otra ruta más larga y que cruza por Suazilandia, le decimos que tenemos prisa y que ese es el camino más corto y sin pasos fronterizos que nos pueden retrasar, se sonríe e insiste, tenéis 119 kilómetros de muy mal camino y que tardaremos 7 horas en hacerlos, nos acojona un poco pero no me conoce. Decidimos seguir con nuestra ruta prevista. El inicio del camino fue muy lento circulando por una serie de dunas de arena profunda y por donde no podía pasar de 20 kmh. Luego el camino se ensancho y pude darle caña al coche el camino era ancho en su mayoría recto pero con muchos baches y esos odiosos rizos u olitas que se forman en los caminos de tierra y en los que o circulas muy lento para que no vibre el coche infernalmente y se desmonte o pisas el pedal y pasas por ellos casi flotando, eso sí muy atento para los grandes baches o cambios de rasante para no salir volando por los aires, Cruzamos la reserva especial de Maputo en donde advierten de la presencia de elefantes cocodrilos e hipopótamos, no me arrugo y sigo dando caña, el coche va de maravilla las suspensiones nuevas y con mas recorrido y esos maravillosss amortiguadores se lo comen todo. En esta parte fue mi primer encuentro con la policía de este país. Los caminos son anchos en el caben sin problema 3 o 4 coches pero siempre se circula r la parte el camino donde están las rodadas para uno y otro sentido y cuando te cuzas con un coche el que circula por el sentido incorrecto abandona el carril para que pase el otro. Pues en no de los ramos circulando a 70 kph por la derecha del camino y dejando una gran estela de polvo apareció debajo de un árbol un policía que poniéndose en mitad de camino me dio el alto.
Se dirige al lado equivocado el coche, donde mi mujer Inma lo sonríe y le indica que el conductor está al lado contrario.
- Buenos días
- Buenos días
- viene usted circulando por el sentido contario señor.
- Si pero ya sabe usted voy por la rodada.
- Que pasa está conduciendo como en su país?
- No señor no estoy circulando ben, como todo el mundo hace.
- Aparte usted l coche que vamos a hablar.
- El carnet de conducir y los papeles del coche.
- Señor Garcia tengo que escribir. ¿les gusta el futbol?
Yo que como ya saben los que me conocen no soy muy aficionado vamos que no veo un partido ni se nada de futbol.
- Pues no mucho, pero mi mujer sí.
- Uuummm y de que equipo es usted señora?
- Del Atlético de Madrid.
- Ooo no no es equipo hace mucho mal al Real Madrid.
Coño pero si el poli es del Madrid
- Yo soy del Madrid y vivo en Madrid. Respondo con rapidez.
- Bueno señor Garcia tengo que escribir, me responde el tío.
Me bajo del coche para favorecer la cercanía mientras Inma le insiste que no que el Atlético es mejor. El poli se ríe y la pregunta que quien le gusta si Messi o cristiano. Inma no lo duda. Messi responde.
- Bueno amigo Garcia tengo que escribir, la multa es de 2000 meticais
- Pero hombre si ya somos amigos o e multe.
- Tiene razón ya somos amigos no le voy a multar.
- Bueno pues nada nos vamos que tenemos prisa. Pudo hacer algo por usted?
- Hágalo. Me responde l tío.
- Le di 200 y seguimos camino.

Las 7 horas las dejo en un poco mas de 3, y llegamos al ferry que tenía que crúzanos a la ciudad de Maputo, aquí sí que perdimos mucho tiempo un costroso ferry que da miedo mirar y que coge 12 coches es el culpable, aquí tardamos 2 horas y media en cruzar.
Cruzar Maputo para salir en dirección Bilene me recordó Marrakech pero con la gente mas morena y mas niños un horror de otras dos horas y una nueva multa, esta vez en pleno atasco en una calle de dos carriles y circulando por el derecho, este se termina para los vehículos que giran a la derecha, yo lo veo cuando quedan cinco o seis coches, pongo mi intermitente y me cambio de carril yyyy el poli que me para y me dice que esta al y que tiene que multarme, de nada sirve que le diga que soy turista que no conozco la ciudad y que con el atasco no se ven las señales del suelo.
Son 2000 señor Garcia.
- No tengo 2000 meticais agente.
- Pues pague en Zar.
- No tengo tanto dinero. Dice Inma.
- Como lo arreglamos agente?
- Cuánto tiene?
- 100
- Vale esta bien démelo aquí abajo.
La madre que los pario….. cabrones. 2 horas más.
Cuando ya estamos en carretera voy acojonado de la policía y de las mil furgonetas que paran en los laterales para coger y dejar personas, de los millones de niños de las cabras de las vacas y de las gallinas. El último tramo de 30 kilómetros es por una estrecha carretera sin señales y con menos transeúntes pero los suficientes para verlos cada kilómetro.
Por fin llego al destino y donde nos esperan Miguel y Maria 2 horas y media más.
Estoy muerto pero una buena cena dos botellas de vino y tres J&B me curan.
Con 7 días de retrasos ya estamos los cuatro juntos.
El día 11 nos damos una pequeña paliza de coche, el tramo final por unos caminos de tierra nos deja en un Lodge en la playa y que playas joder, enormes y solitarias con grandes mareas una preciosidad para pasear, lo que hicimos inmediatamente para estirar piernas ya casi sin luz nos metimos en nuestra casita preparamos la cena con comida de España que tengo en el coche. Una tertulia y a dormir.
Aquí en África nos levantamos a las 6:30 desayunamos fuerte no comemos casi solo alguna cosilla y cenamos a las 7 de la noche pues aquí anochece en esta época del año a las 5:30 con lo que a las 9:30 - 10 estamos en la cama. En realidad a las 4 o 5 ya estamos despiertos pero aun sin luz no hacemos animos y marmoteamos. En muchos de estos sitios la electricidad es por grupo y lo apagan a las 10 y lo encienden a las 6 de la mañana.
A las 7 de la mañana ya estábamos dando un paseo por la playa que termino en un baño y a las 9:30 desayunamos unas tortillas de queso con tomate de 4 huevos para cada uno café y zumo.
Recogimos y nos pusimos en marcha para llegar a nuestro siguiente destino en el interior de la reserva de Pomene en la carretera como de costumbre un estrés.
Los niños son os miles de niños los que me ponen nervioso, la media de edad en este país es de unos sorprendentes 17,4 años. Y una natalidad de 5,3.
Yo no tenía intención en esta visita a África de colgarme pieza laguna, pero ya no me voy bolo.
Un gallo se cruzó en mi camino y se estrelló contra el coche a 90/100 kph suerte que dio en el paragolpes y no en la luna que a buen seguro me hubiera roto. Del desafortunado gallo solo vi por el espejo un plumerío y una pelota de plumas dar vueltas por el asfalto.
El camino de tierra y luego de areca para llegar al Lodge es variado y muy bonito.
Llegamos con el espectacular anochecer de áfrica.
Hoy no cogemos el coche, pasaremos aquí todo el día y la noche.
Una larga larga caminata empezando por la playa al indico y en dirección norte para encontrar y ver la entrada de la grandísima laguna marítima en la que se encuentran nuestras casitas de palos, cañas y paja construidas en alto sobre postes de madera que cubren en parte al subir la marea. El paseo fue amenizado por los miles de cangrejos que a nuestro paso corrían para meterse en sus agujeros. Y con una corta charla con un pescador local que pocas ganas tenía de socializar con los cuatro castellanos que venían a interrumpir su paz.
El paseo lo terminamos con un chapuzón en este limpio y cálido océano y lo rematamos con unas cervezas y unas latas de mejillones, sardinas y atún que saque de la despensa trasera de mi coche. Gloria.
Esa fue la comida y no se si por el consumo de productos españoles o no pero se nos antojó siesta.
Al despertar la marea trajo el agua a nuestros pies, me baje para andar un poco por el agua y hacer alguna foto a nuestro alojamiento y a los cangrejos.
Nos reunimos los cuatro y con una botella de vino y cómodamente sentados en cuatro tumbonas hicimos tiempo para ver una magnifica puesta de sol.
Nos vamos en busca de otra playa.
La salida tomamos con tranquilidad y recorrimos el largo camino que nos deja en la carretera con lentitud y disfutando del a luz el olor el paisaje y el paisanaje.
Ya en la carretera el infierno. En Mozambique la gente vive en esta carretera que recorre el país de sur a norte por la costa o en los bordes de la misma.
Me para una vez más la policía y me multa, esta vez sí con razón 91 kph cuando el límite eran 60, no es que quiera disculparme pero es fácil que te cacen las señales son las mínimas.
Ya en nuestro destino y como siempre tras un entretenido recorrido por pistas de tierra llegamos al Lodge, está lloviendo. Repetición de paseos y comidas.
El regreso a Maputo un puto coñazo con dos paradas de policía que paso mucho de recordar, solo decir que el ultimo policía como me vería de quemado, mosqueado e indignado que tras ponerme la multa me dio un papelito y me dijo páguela en la frontera al salir de Mozambique me dijo, no quiso cobrarme ni negociar una mordida. La pagara tus muertos pensé.
Pasar la puerta de Polana Hotel en Maputo es cruzar por un agujero del espacio, te sitúas en un paso en un gran hotel de Europa.
Una ducha, rellenar la hoja de la lavandería con la ropa de Inma y mía de dos semanas que no cabía en el saco que el hotel te proporciona y que complementamos con una cutre bolas de plástico colgadas ambas del picaporte de la puerta y unas cervezas.
Con eso se hizo la hora de cenar y decidimos salir de hotel sin pedir consejo, no teníamos especial capricho y ya encontraríamos algo interesante.
Y joder que si lo fue.
Dimos con nuestros hambrientos cuerpos con un restaurante en la calle Mao Tsé Tung.
Un restaurante con una bodega muy muy completa, vinos americanos italianos españoles y claro esta sudafricanos. Caro para el país en el que estamos muy caro mejor dicho.
Aquí vienen a comer todos los hombres de negocios y los otros. La carta tenía carne y pescado de importación de Europa, concretamente de Portugal.
Todo muy bueno y bien servido, acompañado de dos botellas de tinto sudafricano Nederburg Cabernet de a 1.250 meticais (dividir por unos 40/41)
Mientras tomábamos el postre comentábamos que la cuenta sería igual a la nómina de muchos habitantes de este país e hicimos una porra.
La media eran 9.500 meticais
Y cuando llego la cogió Migues y dijo: Nos hemos pasado todos. 7.745,00
Cuando llego el jefe de sala para recoger la pasta y vio que de propina tenía 300 meticais. Sin pestañear ni dudar un segundo le señalo a Miguel que en la nota solo estaba una de las dos botella de vino. Miguel se sorprendió al igual que los demás y sin mucho disimulo aumento la propina pero ya era tarde un camarero se acercó a la mesa y se dio cuenta de la jugada de su jefe y este rechazo la cuenta entregando a Miguel todo el dinero y la nota. Miguen sin mucho que pensar puso lo que faltaba y le entregó dinero y nota. Yo en ese momento estaba flipando y me decía…. no nos enteramos de la jugada en este país la corrupción está en todas pates y tienes que estar preparado para jugar siempre.
El caso es que Maria le pide la nota al señorito y el con alguna duda se la entrega y se marcha.
Cuando salgo del restaurante me repito en voz alta. Algo no me cuadra Miguel algo no me cuadra.
Pues claro coño el señorito Eusebio que es como se lama el pájaro, tenía que estar flipando con la candidez de estos cuatro cruditos Españoles joder.
El tío trae la nota sin una botella de vino, algo que debe de ser costumbre pero que nosotros no conocemos. Esperando una buena propina de supongo que la mitad o algo mas de valor de la misma. Cuando ve que no estamos en el juego nos da una pista pero Miguel no es lo suficiente discreto y llama la atención de un camarero que interrumpe el juego.
Bueno pues nada pagaremos todo y este se queda sin su mordida.
Peeeero cuando Maria le pide la nota…… ve una gran oportunidad, decir ahora se la traigo o darle a esa mano extendida la que ya tiene.
Conclusión que el muy carbón se quedaría con el total de la botella para su bolsillo.
Esto es Mozambique señores, tienes que estar listo.
Ya en el hotel reímos comentando la jugada mientras tomamos un par de copas y nos despedimos de Miguel Ángel y Maria que a las 5 salen al aeropuerto de vuelta a Madrid
https://www.dropbox.com/sh/1m84b8tlhdxb ... _ZhUa?dl=0
cesar g g
 
Mensajes: 11
Registrado: Dic 15th, 14, 18:46

Volver a Africa en fotos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados

ip: Add these lines on a new blank line after the preceding line(s) to find. Code:Select all