• Advertisement

viaje a Gambia

Re: viaje a Gambia

Notapor Orange rover » May 2nd, 17, 23:30

Bienvenidos! Nos teníais preocupados tanto tiempo sin noticias! Esperamos ansiosos esa crónica.
Un saludo
Avatar de Usuario
Orange rover
 
Mensajes: 71
Registrado: Dic 23rd, 13, 16:18

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 9th, 17, 18:09

unas fotos
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 9th, 17, 18:10

Poco a poco me iré poniendo al día. Nos hace mucha ilusión enseñaros y explicaros este viaje. Ha sido muy especial.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 10th, 17, 11:40

El día de ayer nos dejó a los dos sin pensamiento. El pequeño reto era entrar en la playa y circular hasta el horizonte esquivando el agua de las olas y no morir enterrados en la arena. La linea de éxito es ancha, segura y con margen para equivocarte, pero así como el agua te avisa claramente que a ella no puedes acercarte, la arena es traidora y aterradora.

Como en todo lo que se experimenta por primera vez, el ser humano tiende rápidamente a asimilarlo y empezar a verlo con falta de respeto o con exceso de confianza. No hay que olvidar donde estamos. Por los interfonos decidimos dejar clara la velocidad y nuestro trabajo nos cuesta mantener la razón.

Son 60km donde tienes tiempo de todo, de hacerte un buen álbum familiar, de parar a contemplar cosas que ni imaginabas, de ponerte de pie sobre las estriberas y sentir el aire como entra con fuerza y soñar, En la mente se acumulan imágenes y secuencias que ya no te dejarán.

La parte negativa y desconocido por ambos fue el encuentro con la realidad de esta parte del Sahara. Siempre circulas por el asfalto, desconectado, sin saber que hay otros mundos desconocidos, invisibles y cercanos. Este fue nuestro caso. Descubrir que en las playas de este maravilloso rincón de mundo, hay poblados de gente que recogen, cuando el Atlántico marcha en su éxodo diario, lo que este les proporciona. Toneladas y toneladas de una materia marrón, unas algas que no pueden seguir el curso regresivo del océano y quedan baradas en la orilla.

Mujeres, hombres y niños, vestidos con auténticos arapos grises,marrones,negros y oscuros se lanzan a quebrarse la espalda para recoger el vegetal marino. Es sobrecogedor y demoledor. Se nos rompió el alma y en cierta manera nos quedó grabado que somos unos invitados a un lugar que se tiene que respetar y no pasearse por el airoso y lustrante sino más bien discreto y pequeño.

Todo esta yendo maravillosamente bien. La complicidad ya se ha asentado del todo y la naturalidad ha ocupado su lugar. Ayer pensé en una frase que leí un día y durante tiempo le estuve dando la razón, una frase que dice que un viaje no es un viaje sino pasan cosas malas.... una tontería como un templo.

Para mi, acabar ayer con lágrimas en los ojos y fundiéndome en un abrazo a un cada vez menos desconocido, no tiene valor. Descubrirte, descubrirlo y conocer lugares nuevos, eso es un viaje
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 10th, 17, 12:09

unas fotos
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 11th, 17, 16:11

Perdida es la mirada cuando observas la magnitud de estas tierras. Solo hace falta parar un segundo para ver el inmenso mundo que te rodea aquí en esta tierra. Entre Daklha y Guerguerat es donde creo que el Sahara cobra todavía más fuerza. Las brumas marinas han dejado paso a un cielo limpio, estéril. Las nubes marcan nuestro rumbo. Son barridas por el viento proveniente del Norte y como brújulas nos indican donde esta nuestro amado Sur.

La tierra ocre ha pasado a ser blanca con tonalidades bien distintas. Las dunas han cobrado también ese nuevo color.

Cuando la carretera se acerca al océano, se abre ante nosotros un espectáculo terrenal. La calma y la paz del desierto, la cinta negra camino del Sur y un océano bravío que quiere ocupar el lugar que antes le había pertenecido, nada se mezcla, todo tiene su espacio, y nosotros, hay en medio como dos puntos en movimiento, vamos trazando nuestro camino.

Aquí no hay vida, todo es tremendamente hostil o al menos nosotros no sabemos observarla. Aquí eres conocedor de lo que significan las distancias y la solitud. Dejas atrás tu origen para buscar tu destino y te ves inmerso en un viaje tremendo, un viaje de pensamientos a ratos y de observación a veces. Hay ocasiones que desconectas y vuelves a ser tu tras kilómetros de asfalto.

Por fin pudimos disfrutar de una noche en el Sáhara, lejos de la ciudad. Pasado Boujdour decidimos tirarnos a las dunas y plantar nuestras tiendas. Fue en un momento donde el sol y la luna de daban la mano. Uno se zambullía en el horizonte y el otro saltaba hacia las estrellas. No hizo falta frontal para poder cocinar una sopa caliente y montar las tiendas, la luz de la luna nos hizo su compañía.

Hoy hemos salido de Dahkla camino ya de Mauritania, camino de tierra de nadie, ese mítico y ya desfigurado lugar hostil y tenebroso donde todo viajero africano acaba topando más tarde o más temprano. Dicen que la mitad de los 4 kilómetros de tensión y incertidumbre se han pavimentado hasta la mitad. Se verá, igualmente estar aquí en la habitación del simbólico hotel Barbas es como esa altísima comodidad casi occidental antes de sumergirte en la África negra, aquí ya avisan.....cuidado con los mauritanos que no son buena gente. Únicamente son diferentes, extremadamente pobres y sabedores que el viento y la arena nunca pararan de barrer su territorio.

Nosotros ya llevamos 7 días de convivencia y cada día la confianza va ganando terreno de forma natural. Nos vamos conociendo conforme pasan los días y seguimos nuestro Sur a nuestra manera. Rubén es muy observador, y todo lo investiga, para el todo es nuevo, y es una gran recompensa para mi el ver que este lugar le gusta y le enamora. África lo esta empezando a hacer suyo.

Yo he encontrado en la moto mi lugar favorito para estar, es muy curioso, es como cuando viajaba en el Patrol, mi terreno, mi lugar, mi pequeña casita motorizada pero sin techo ni ventana. Hacemos kilómetradas importantes y creo que hemos inventado el Kama Sutra de posiciones en las que conducir una moto.

También hay lugares y momentos para el recuerdo y la melancolía, no creáis, por aquí siempre me ha acompañado la personilla que me espera en casa, y todo y que son momentos dulces, el llegar a un lugar familiar y ver que ella no está, produce cierta acidez en los ojos, y es bastante difícil no dejar escapar un suspiro o algo más.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 11th, 17, 16:46

unas fotos
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 13th, 17, 16:17

Como tantas otras veces he contado, en esta ruta que baja al Sur, puedes encontrar todo tipo de locuras motorizadas con diferente nivel de cordura. La última tarde en el Barbas, mientras preparábamos la etapa del siguiente día, conocimos dos de estos lokos, dos auténticos tragamillas, dos verdaderos culos planos a bordo de dos transatlánticos de dos ruedas. Eran dos tipos de Jerez cargados hasta las cejas de cerveza y ron, y que pretendían hacer en 8 días, Algeciras-Dakar y vuelta. Dos tiarrones simpatiquísimos, llenos de anécdotas y que rompieron sobremanera nuestra concentración. Cerramos el bar del hotel.

Ya en el Barbas, ves un movimiento en la gente y en los coches, propio de películas sobre bandas de contrabandistas o de traficantes. Mercedes derrapando y saliendo a toda pastilla en dirección donde el diablo les dice, gente hablando en voz muy alta y pequeños cabecillas que parecen dirigir el cotarro, esta es la sensación o esto es lo que quizás nuestra mente nos hace creer, quizás nos previene de que estamos cerca de un terreno sin ley y sin orden.

Nuestro estar en el hotel Barbas fue agradable. Una a una fuimos conociendo las historias de los que habitan y trabajan en este lugar perdido de la mano de Ala. Es muy interesante, ya que acabas estrechando un pequeño vínculo que te hace llegar un poco a la persona y incluso te puedes permitir el lujo de hacer preguntas un poco delicadas, que sin ese punto de confianza, al menos para mi, sería imposible encontrar respuestas a tantas dudas sobre esta tierra. Opiniones y información sobre lo que ocurre en esta franja de tierra, sobre Marruecos y su rey, sobre el Sahara. Es muy muy interesante.

Por fin llego el momento de partir y ya, el que desde hace días que nos acompaña, estaba esperando nuestro marcha para ayudarnos a progresar, ese viento de Sur implacable que te avisa de su fuerza y se enfada en demasía cuando te ve tomar un rumbo diferente al suyo. Aterra, tumba la moto con suma facilidad hasta que te vuelve a suspender en su fuerza y de nuevo te acompaña en su infinito rumbo. Te hace ser pequeño y frágil.

Todo el camino lo hemos vivido con ciertísima incertidumbre. Sabíamos los kilómetros que nos faltaban hasta la frontera, éramos conscientes de donde estábamos por el gps, y aún así, cada antena, cada señal de vida, nos hacía pensar que ya estábamos llegando.

Al final, la señal inequívoca del aeródromo ya nos avisa que la obra va a empezar y que tenemos que saltar al escenario para interpretar.

La frontera marroquí no ha tenido más dificultad que la espera. Ir en moto te facilita poder pasar delante, no porque tu lo decidas, sino porque así te lo indican, y en nada de tiempo ya estábamos pasando al segundo acto, tierra de nadie.

Tierra de nadie, ya no es aquel lugar cargado de misticismo y de historias diabólicas de agujeros negros y minas asesinas, ahora se ha civilizado, adormecido, apaciguado. De los 4 kilómetros de auténtico caos de piedras y arenas, solo queda 1 kilómetro sin asfaltar. Marruecos ha impuesto su ley civilizadora y sin preguntar, asfaltó esos tres enormes kilómetros, enormes por lo que supusieron, y que ha hecho nacer una frontera nueva, una frontera entre dos fronteras, y que dudo que sea algo que se suela dar en muchos más puntos del globo.

Realmente es algo histórico, casi vimos nacer una nueva frontera, la del país Saharaui. La tensión esta y se palpa. En un montículo cercano desde donde se divisa toda la frontera, la inicial, la medianera, y la final, están los observadores internacionales, con sus lustrosos 4x4 blancos con la UN pintada en los laterales. Ayer unos viajeros en moto nos contaron que los Saharauis les hicieron quitar una pegatina de Marruecos de la moto si quería pasar por su frontera. Una anécdota más si cabe, pero algo a tener en cuenta y que indica el estado de alerta que existe en la zona.

Nuestro paso por la frontera Mauritana fue un pelín mareante, aquí, allí, esquivar algún ávido buscavidas y como final de obra, la hora que tuvimos que esperar porque el encargado de hacer los visados había tenido que ir a Nouadibou a buscar más etiquetas para la impresora. Es África, es así y como dicen los Marroquís.... una vez paséis por el arco ya estaréis en África y con nuestro vecinos los negros.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 16th, 17, 16:25

Hemos conocido un pequeño paraíso. Un lugar maravilloso, paradisiaco. Se llama Bahía de Etoile, creo que este es su nombre, y está a escasos kilómetros de la ciudad. Un lugar casi virgen donde
lo único que se puede encontrar es un camping llamado Douphine.
El camping esta bien, el cocinero tiene buena mano, pero lo inigualable es el lugar. De nuevo aquí puedes ver abrazarse luna y sol en un mismo plano, a la vez que ves retroceder la marea y contar, si puedes, todas las tonalidades de azules que tiene el océano en este rincón. Es un océano de aguas muy bajas, donde puedes pasear y perseguir a los cangrejos violinistas y desenterrar las escondidas conchas de los berberechos.

Pasear por el agua con una buena música en los oídos o con el murmullo de las pequeñas olas mezcladas con el viento es un placer, una desconexión de todo, es un rincón de mundo donde quedarse una temporada y aprender.

Nos vino bien estar unos días relajados. Sin saberlo, nos venía encima la etapa reina del viaje, esa que es siempre la temida por el que la conoce y sabe que la ha de hacer y la destructora, desamparante y demoledora, para el que se inmiscuye en ese mundo de asfalto quemado, polvo, arena, viento y muchísimo calor sin conocerlo. Ha sido un infierno. 470 kilómetros del cielo al abismo, de playas paradisíacas a el Sáhara más contundente, de agradable brisa marina, refrescante y dulce a tormenta de arena, punzante, brusca, tórrida. Cruzarse con camiones era como si el mismísimo Judas te dejase claro que en cualquier momento te podría llevar con sus secuaces. Ha sido terrible. Una experiencia
motociclística que nada tiene que ver con visitar la montañas suizas o la costa Azul francesa.

Y de nuevo, la diferencia entre motocicleta y 4x4 se ha vuelto a poner de manifiesto, uno es un cansancio físico de agotamiento mental y físico, el otro por aburrimiento y falta de novedad.

Estos días han sido complicidad total entre ambos, mucha complicidad, la nacida de la naturalidad y la imprimida por ambos en pequeños gestos de felicidad improvisados, hermosos y humanos. El ir consiguiendo nuestro objetivos, el ir atravesando las pequeñas barreras que el viaje esta imprimiendo, hacen que poco a poco la amistad valla haciendo mella en al personaje desconocido. Solemos notar cuando el otro quiere silencio o cuando uno quiere hacer lo que al otro no le apetece. En cierta manera, el ser un desconocido y el no haber la confianza que se tiene con todo amigo, ayuda a que el viaje progrese de la manera más certera, siempre adelante y a la vez hace que sea un viaje de descubrimiento de una persona y de ti ante un desconocido.

A día de hoy, estamos en la capital de Mauritania, en Nouatchok, hace un calor horrible. Mañana partiremos hacia Senegal y de nuevo se abriran interrogantes de cual será la ruta a elegir. Destinos como Tambacounda, Casamance, Cap Spirring, empiezan a llamar en la ilusión del viaje. Ya os seguiré contando.

Muchísimas gracias a tod@s los que leéis la crónica y espero que sigáis disfrutándola, en especial la niña que me espera en casa.
Modificar mensaje
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor oskar » May 16th, 17, 16:32

unas fotos
No tienes los permisos requeridos para ver los archivos adjuntos a este mensaje.
oskar
 
Mensajes: 148
Registrado: Sep 21st, 13, 10:15

Re: viaje a Gambia

Notapor AOV » May 20th, 17, 13:20

Hola:

¡Vaya!, ¡Oscar!, ¡me vas a matar de envidia...!!.

Sigue, por favor. Esto me gusta un montónnnn!!!.

Saludos.
http://www.transahara.org
tlf: (0034) 655 436 565
AOV
 
Mensajes: 416
Registrado: Oct 22nd, 12, 16:37
Ubicación: Madrid.

Re: viaje a Gambia

Notapor vehiculomagico » Nov 5th, 17, 08:57

Gracias por compartirlo oskar vaya pedazo de relato!! Jeje muy chulo casi nos escribes todo el cuaderno de bitacoras jajaja no! En serio una pasada... Anda que no conozco yo moteros que esto que relatas(bastante bien por cierto) seria alcanzar uno de sus sueños.. Una aventura inigualable! Lamentablemente mi carrera de motero duro poco por una fractura de cubito y radio, pero comprendo perfectamente lo que narras en vuestro viaje!! Un saludo y mucha suerte para vuestras próximas aventuras motorizadas!!!
Avatar de Usuario
vehiculomagico
 
Mensajes: 215
Registrado: Mar 1st, 17, 01:13

Anterior

Volver a Viajes en curso

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

ip: Add these lines on a new blank line after the preceding line(s) to find. Code:Select all